Filtro

¿Necesitas un poco de orden?

¿Buscas algo concreto?

Rango de precio

Me interesaría que esté...

Cerrar

Filtro

¿Necesitas un poco de orden?

¿Buscas algo concreto?

Tipo de cocina

Me interesaría que esté...

Cerrar

Filtro

¿Necesitas un poco de orden?

¿Buscas algo concreto?

Rango de precio

Estrellas mínimas

Requisitos mínimos

Cerrar

Filtro

Cerrar

Filtro

Cerrar

Filtro

Cerrar

Filtro

No hay categorias disponibles

Cerrar

Filtro

Cerrar
  • Sociedad

  • 20/09/2021

El Toboso exige ayuda a las Administraciones para solucionar las inundaciones y hacer frente a los daños ocasionados

Casi quince días después de las primeras tormentas, muchos puntos del municipio continúan inundados a pesar de los bombeos de agua que se están llevando a cabo.

El Ayuntamiento de El Toboso ha solicitado la declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil del término municipal y la llegada de ayudas económicas para hacer frente a los daños provocados por las inundaciones que el municipio viene padeciendo desde principios del mes de septiembre.

Las fuertes tormentas que se produjeron en los primeros días de este mes dejaron en El Toboso más de 100 litros de agua por metro cúbico en menos de media hora, “una cantidad difícil de ser asumida por cualquier desagüe”, como indica la alcaldesa toboseña, Pilar Arinero, quien ha añadido que “la situación es penosa porque aún siguen inundados muchos sótanos de empresas y de casas”.

En este sentido, ha reclamado la ayuda de las administraciones provinciales, regionales y estatales para “poner solución a este grave problema, porque hasta ahora nadie nos ha dado respuesta alguna”.

El torrente de agua caída provocó una gran avenida procedente de la zona del Monte, comprendida entre Quintanar de la Orden y Los Hinojosos, que ocasionó la inundación de casas, fábricas y bodegas, e incluso muchas familias tuvieron que ser desalojadas de sus domicilios.

Las lluvias caídas esta semana, que han rozado los 40 litros por metro cúbico, han agravado aún más la situación y, a pesar de que el Ayuntamiento lleva más de 10 días bombeando agua, muchas zonas siguen inundadas, “aunque habría sido mucho peor si no tuviéramos el nuevo colector cuya obra se finalizó hace unos meses porque el que teníamos antes estaba totalmente obsoleto”. 

Los daños estimados son muy elevados, puesto que además de todos los destrozos en casas y empresas particulares, también se han producido daños en instalaciones y edificios municipales como el Centro Social, el Centro Médico, el Campo de Fútbol, además del tanatorio y de multitud de caminos agrícolas.  

Asimismo, el agua ha arrasado con numerosos viñedos en espaldera y aún cubre muchos viñedos en vaso, impidiendo que se lleve a cabo la vendimia en condiciones normales “con el consiguiente peligro de que la uva se pudra y no pueda recogerse la cosecha, lo que implicaría pérdidas mucho más elevadas”, señala la alcaldesa. 

Pilar Arinero ha explicado que “desde el Ayuntamiento se está trabajando para intentar recuperar la normalidad en el municipio y estamos poniendo todos nuestros medios al servicio de los vecinos, empresas y agricultores de nuestro pueblo”.  

En este sentido, ha recalcado que además del bombeo de agua, se está procediendo al arreglo urgente de los caminos más afectados con el fin de que los tractores puedan transitar por ellos esta vendimia. Se calcula que hay unos 50 kilómetros de caminos dañados.

La alcaldesa toboseña ha asegurado que desde el Ayuntamiento se ha hecho un esfuerzo muy importante en los últimos meses para acometer la primera fase del nuevo colector, que ha supuesto una inversión superior a los 300.000 euros que han sido financiados con recursos propios del consistorio. Esta obra es parte de un proyecto para la construcción de una Estación de Depuración de Aguas Residuales Urbanas (EDARU) que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha tiene comprometida con El Toboso desde hace muchos años pero que aún no se ha construido. 

“El nuevo colector nos ha permitido afrontar mejor la situación que estamos viviendo, hemos comprobado que funciona bien pero evidentemente no puede hacer milagros ante una situación totalmente anormal como la que estamos viviendo estas semanas”, concluye Arinero, quien ha confiado en que pronto se pueda volver a la normalidad y que se puedan paliar cuanto antes todos los daños provocados por el agua.